El espetón

Mi muy amado pueblo: Espero de corazón que Pocasplumas, nuestra última paloma mensajera, sí consiga, por la gracia de Dios, haceros llegar la presente misiva, a diferencia de sus veintinueve predecesoras, que, por un motivo u otro, fracasaron en tal cometido, o, al menos, eso hemos de concluir, pues… ¿qué otra explicación podríamos dar a… Sigue leyendo El espetón

A propósito de “¡que te follen!”

Para quien, como nosotros, tiene la suerte de ganarse la vida rebuscando en los contenedores de basura, no puede existir un momento más emocionante que aquel en el que hallamos, en una bolsa de plástico grasienta (y entremezclada con todo tipo de hediondos residuos orgánicos) una hoja de papel manuscrita que alguien (un anónimo benefactor)… Sigue leyendo A propósito de “¡que te follen!”